¿Qué es el happening?

Un happening es una vivencia, una acción que no tiene ni comienzo, ni medio, ni final. Es la pura expresión del arte efímero porque surge de la nada y se realiza durante un tiempo donde se desarrolla y desaparece.

Esta forma de arte significa coger un hecho y descontextualizarlo, sacarlo de su espacio y que provoque algo en el espectador. De hecho, es preferible que el mismo paseante tome parte y desarrolle esa acción.

Con el happening se han ido desarrollando nuevas formas de arte como pueden ser el Body art o las performances de las que otro día hablaremos.

Esta forma de expresión se puede llevar a diferentes soportes y desde sus orígenes se ha ido desarrollando conceptualmente hasta un punto que pueden llegar a ser algo inaceptable.

Os pondré un ejemplo un tanto grotesco pero que no deja de ser una obra llamativa y única:

En Inglaterra es típica la obra de Stuart Brisley, que combina imágenes de distanciamiento con otras que parecen preparadas para provocar rechazo o náusea. Al mismo tiempo, el artista está atado a varias limitaciones físicas. La actuación se vuelve algo que el participante debe forzarse a aguantar y el espectador, naturalmente, es consciente de esto. Para un evento, Brisley pasó muchas horas casi sin moverse en un baño lleno de agua y vísceras de animales.

Compartir::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *