El arte y el lenguaje

Cierto es que a partir de los años 80 al arte deja de ser lo que era. “Todo está inventado”, dicen, y no es posible innovar mucho más.

El manifiesto de las vanguardias, cuyo énfasis estaba en el contenido, es desplazado por la acción, la instalación y el montaje. Este el modo de respuesta a cuya información esta más en la elección de estos elementos de contexto y modos, que en el propio contenido temático de la obra.

Es en este momento cuando la idea marca  su espacio y desplaza la obra como objeto físico y “El arte y el lenguaje” se relacionan a partir de aspectos que contemplan la obra como un elemento definitorio y definitivo del arte.

Es este un arte que no depende de la espontaneidad del artista, que habla de sí mismo  y que usa construcciones sintácticas.

Se basa en la  reflexión sobre sus propios datos, un abandono progresivo del objeto hacia la desmaterialización, de construcción y conceptualización.

Compartir::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies